octubre 8, 2012

Combate al crimen organizado: ¿falla en la política pública o en la comunicación política?

Con motivo del Sexto Informe de Gobierno, Parametría[i] publicó la “Evaluación de gobierno 2006-2012”[ii], donde se señala que sólo el 29% de las personas encuestadas percibe que el gobierno va ganando la guerra contra el narcotráfico. Cuando leí la nota, me aventuré a preguntar en Twitter[iii] que si esa percepción se debía a una falla en la política pública o en la comunicación política. Como comunicólogo puedo afirmar que si bien haya (o no) una falla en la implementación o el diseño de la política pública —las evaluaciones con metodologías rigurosas ya lo dirán—, sí hay una gran falla en la comunicación política que perjudica a la política pública.

A 11 días de haber asumido la presidencia del país, Felipe Calderón Hinojosa inició, en su tierra natal, el Operativo Conjunto Michoacán, con el cual nace la, que se conocería popularmente como la guerra contra el narco; formalmente, en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 se denomina “combate frontal y eficaz al narcotráfico y otras expresiones del crimen organizado[iv]. Esta estrategia implica, entre otros aspectos, “Aplicar la fuerza del Estado, en el marco de la ley, para recuperar los espacios que han sido secuestrados por las bandas de narcotraficantes y otras organizaciones delictivas”[v], es decir, ocupar a las Fuerzas Armadas para combatir al crimen organizado, a través del aseguramiento de dinero, armas y droga, y detención (y aniquilamiento) de presuntos criminales.

Las políticas públicas se ocupan de resolver problemas públicos; sin embargo, es difícil definir estos problemas públicos, ya que “por un lado (se) enfrenta la dificultad de construir y estructurar una definición aceptable, que supere los escollos de la polémica y pueda alcanzar de alguna manera consenso; por el otro, debe conducir a una definición operativa que dé pie y espacio a una intervención pública viable con los instrumentos y recursos a disposición del gobierno[vi]. Ackoff menciona que “lo que nosotros experimentamos son situaciones problemáticas; no experimentamos problemas[vii], entiéndanse por situaciones problemáticas “hechos vividos u observados por el sujeto y que al ser referidos a su cuadro valorativo arrojan conclusiones negativas de reprobación y malestar[viii] y por problemas “construcciones lógicas, que articulan, ordenan, los datos y elementos que la tensión entre la factualidad y el deseo liberó y los reúnen en una definición”; siendo en este punto donde se encuentra la tarea política del gobierno: que la población pase de la vivencia de la situación problemática al concepto del problema, a una definición para ellos plausible y convincente.

Sin embargo, como se puede observar en la siguiente gráfica[ix], el problema del narcotráfico no ha sido percibido como prioritario en la agenda de los ciudadanos; por lo que en este punto tenemos la primera falla en la estrategia: ¿cómo se puede estar de acuerdo en la guerra contra el narco, si el narcotráfico no se percibe como un problema principal?, es decir, a lo largo del sexenio no se logró alcanzar, de alguna manera, el consenso general sobre lo principal: la problemática que se pretende resolver.

Es más, de acuerdo a una encuesta del Universal[x] para más de la mitad de la población, la estrategia de combate al narcotráfico del presidente Calderón ha hecho que México sea un país más inseguro. Es decir, en la percepción de la población la estrategia ha sido el causante y no la solución de su principal problema: la inseguridad; presentándose otra falla en la estrategia ya que el gobierno debe intervenir para resolver un problema público no para ser parte del problema o, en este caso, agravarlo más.

Por lo tanto, no es de sorprender que más de la mitad de la población, como se puede ver en la siguiente gráfica[xi], perciba que el gobierno ha ido perdiendo la guerra contra el narco a lo largo del sexenio. Aunque se haya tenido una opinión contraria (o favorable para el gobierno) en diciembre de 2009, pudiéndose explicar por el aniquilamiento de Arturo Beltrán Leyva, líder del Cartel de los Beltrán Leyva, el 16 de aquel mes; y las anteriores detenciones de Vicente Zambada Niebla y Vicente Carrillo Leyva.

Por todo lo anterior, podríamos concluir que sí hay una falla en la política pública, específicamente en el planteamiento y definición del problema. Sin embargo, ¿dónde se encuentra la falla en la comunicación política? María Canel, menciona que la comunicación política “incide substancialmente en esa actividad de adopción y aplicación de decisiones en y para la comunidad”[xii], es necesaria “en el ejercicio de poder, ya que, en un sentido muy básico, para que las medidas adoptadas por la autoridad legítima sean cumplidas, es preciso que sean conocidas” [xiii]; es decir, la comunicación política debe ocuparse tanto para dar a conocer las estrategias que se pretenden implementar, como para dar a conocer el problema que se quiere resolver. En este sentido, ¿cuánto tiempo tuvo el gobierno para dar a conocer el problema que pensaba resolver?, ¿cómo se pretendía dar a conocer la estrategia contra el crimen organizado?, si: la guerra contra el narco comenzó a los 11 días de la toma de posesión, los programas de comunicación social de la presidencia comenzaron en enero de 2007 y el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 se termino de imprimir en mayo del 2007.

Si bien, se contó con un presupuesto de más 44 millones de pesos a lo largo del sexenio[xiv], como se puede ver en la gráfica siguiente, para informar a la opinión pública las acciones en materia de Estado de Derecho y Seguridad Pública, no se contó —o peor aún, tal vez no se contempló— con presupuesto para dar a conocer el problema que se pretendía resolver.

A manera de conclusión, como podemos observar hubo una grave falla en la comunicación política que perjudicó el consenso y apoyo a la política pública emprendida por el Presidente. Mas, actualmente, el problema está presente y en la agenda de los ciudadanos: los miles de muertos, la escalada de violencia, los levantones, los encobijado, los colgados, los decapitados; por lo que, el próximo presidente tiene resuelto la parte de la definición del problema público, su gran reto será la solución; y si quiere el apoyo de la ciudadanía tendrá que darla a conocer con una estrategia correcta de comunicación política.

Christopher Edmundo Castro Solares. @osbelio
Egresado de la Licenciatura de Ciencias de la Informática (UPIICSA-IPN)
Estudiante de noveno semestre de la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación con especialidad en Comunicación Política (FCPyS-UNAM)


[i] Empresa dedicada a la investigación estratégica de la opinión y análisis de resultados http://www.parametria.com.mx

[ii] Parametría. Carta Paramétrica “Evaluación de gobierno 2006-2012” De: http://www.parametria.com.mx/DetalleEstudio.php?E=4407

[iii] https://twitter.com/Osbelio/status/243479452124844032

[iv] Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012. México: Talleres de Impresión de Estampillas y Valores de la SHCP, 2007, p. 59.

[v] Idem.

[vi] Aguilar, Luís F. “Estudio Introductorio”, en Luís F. Aguilar (ed.) Problemas públicos y agenda de gobierno. México : Porrúa , 1993, p. 57.

[vii] Ibid, p. 59.

[viii] Idem.

[ix] Consulta Mitofsky. “Problemática percibida” en México evaluación de gobierno: trimestre 23 de Felipe Calderón. México: Consulta Mitofsky, Agosto 2012, p. 9.

[x] El Universal. Ven que combate al narco ha hecho inseguro al país. México: El Universal. De: http://www.eluniversal.com.mx/graficos/encuestas_ruta/EU_645felipe-calderon/

[xi] Parametría. op. cit.

[xii] Canel, María José.  Comunicación Política. Una guía para su estudio y práctica. Madrid: Editorial Tecnos. 2006, p. 18.

[xiii] Ibid, p. 19.

[xiv] Datos obtenidos de los Programas Anuales de Comunicación Social para los ejercicios 2007 a 2012, proporcionados por la Coordinación de Comunicación Social de la Presidencia de la República, través de solicitud de información con número de folio 0210000071311.

 

 

 

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>