agosto 8, 2012

En defensa del patrimonio arqueológico e histórico de México

“La Patria no se vende, se defiende” se lee en el Museo Nacional de Antropología e Historia.

            Como estudiante de Restauración de Bienes Culturales Muebles pero sobre todo como mexicana, me es obligado comunicarles sobre la lucha que están llevando a cabo los Académicos del INAH en defensa de nuestro Patrimonio Arqueológico e Histórico. Poco se ha hablado en los medios, si acaso el periódico La Jornada y otros cuantos han mencionado en unos escuetos párrafos y bien escondido en la sección de cultura lo relacionado con esto.

Espero que muchos de los que me leen estén informados sobre esto o por lo menos que hayan escuchado que desde hace ya dos semanas la entrada al Museo Nacional de Antropología e Historia es gratuita, si no lo sabían, no se preocupen, eso se lo debemos a la falta de difusión sobre asuntos culturales en nuestra amada Nación. En estos momentos ya no sólo están tomadas las taquillas del MNA, los Académicos del INAH han convocado a la toma de las taquillas de todos los museo y zonas arqueológicas dependientes del INAH, están recolectando firmas para dar mayor fuerza a sus peticiones e incluso en días pasados (6 de agosto), hicieron una marcha pacífica hacia el Templo Mayor para exigir que el Secretario de Educación Pública, José Ángel Córdova Villalobos, los escuche.

¿Cómo empezó todo? Hace algunas semanas fue publicada la noticia de que en la zona arqueológica de Tzintzuntzan, Michoacán se había autorizado la construcción del Museo de Sitio sobre una de las plataformas prehispánicas, impidiendo así que las investigaciones pudieran continuar y violando la ley. Así mismo, la utilización de zonas arqueológicas para conciertos masivos y el poco dinero destinado a la conservación de los mismos están acabando con nuestro Patrimonio.

(Link del primer pronunciamiento de los Académicos del INAH http://goo.gl/7kJYv)

Desde mi perspectiva, la de una estudiante de restauración, la explotación del Patrimonio ha provocado una  pauperización de las zonas arqueológicas, pasando de ser lugares testigo de la grandeza de las culturas prehispánicas, sitios de investigación científica y humanística  y orgullo de todos los mexicanos a ser productos vulgares, escenarios “exóticos” de festivales multitudinarios que aseguran ganancias desorbitantes a empresarios y también, debo decirlo, deterioro irreversible. En efecto, la arqueología mexicana conserva para el disfrute del Patrimonio, yo restauro y conservo para el disfrute del Patrimonio pero todo tiene límites, si sigue la explotación, nos vamos a quedar sin ruinas arqueológicas, sin Patrimonio Histórico.

(Link de la página oficial del Sindicato de Investigadores y Docentes del INAH: http://investigadoresinah.org.mx/ aquí pueden encontrar toda la información sobre lo que está sucediendo)

Ahora me meto a la parte más controversial, todos estos eventos multitudinarios son gestionados por la iniciativa privada con autorización del gobierno del estado y del INAH, pocos funcionarios del Instituto, al que yo pertenezco por ser alumna de una de sus escuelas, tienen grados académicos afines a las actividades a las que se dedica la institución, si bien esto no evita que tengan criterio y que puedan tomar decisiones acertadas o que estén calificados para ser responsables de un alto mando, sí interfiere con los objetivos de la institución. El objetivo del INAH es plenamente social, busca investigar, conservar y difundir la historia, cultura y patrimonio tangible de TODOS los mexicanos ¿por qué unos cuantos han de privilegiarse con lo que es de todos? ¿Por qué se enriquecen unos cuantos destruyendo nuestro legado? Evidentemente, los altos funcionarios del INAH no comprenden que el Patrimonio no es un producto que se vende al mejor postor, o tal vez, no comprenden que los sitios arqueológicos no les pertenecen a ellos por tener puestos directivos, sino que son, como no me he cansado de repetir, de TODOS  los mexicanos y para el disfrute de TODOS los mexicanos.

En fin, cumplo mi misión de informarles lo que está pasando y me despido pidiéndoles un favor, respeten el Patrimonio, conozcan los sitios arqueológicos, lean historia, los investigadores del INAH y muchos otros especialistas en las culturas prehispánicas han descubierto cosas que nadie se imaginaba y que no nos enseñan en la escuela, pero sobre todo, amen a su país.

Un último favor, si están convencidos de que los Académicos del INAH deben ser escuchados por el señor Secretario de Educación, vayan al MNA y firmen la petición, si no quieren o no tienen oportunidad de ir, pueden firmar la petición aquí: http://goo.gl/EF1tg

Margarita Alcántara @magygy

Estudiante de Restauración de Bienes Culturales Muebles, INAH.

3 comentarios a “En defensa del patrimonio arqueológico e histórico de México”


  1. Martha Ramírez

    Margarita los apoyamos y estamos con ustedes hasta el final. Sí este gobierno autoritario ha hecho lo que ha querido, no respetando mínimo la Constitución. Es perverso y cínico. Oye ya no pude firmar la petición dice que está caducada o finalizó.

    Responder

  2. jaqueline torres del ciprés

    Margy buen artículo para reflexionar, creo que es un asunto del que poco se habla y desgraciadamente a pocos les interesa. Bueno saber de esto y bueno saber que hay interes en proteger el patrimonio de méxico que sin duda alguna es una de las cosas mas bellas que tiene nuestro país.

    Responder

  3. Ernesto Sánchez

    Es terrible el asunto del deterioro, pero ¿al INAH no le tocan ingresos por la realización de eventos? Como bien se señala, es un asunto controversial.

    Otro punto interesante es la forma de la protesta: “los Académicos del INAH han convocado a la toma de las taquillas de todos los museo y zonas arqueológicas dependientes del INAH”. Si la fuente principal de ingresos del INAH son las partidas federales, tomar las taquillas como acto de presión resulta poco efectivo. Incluso como acto mediático es poco afortunado por “la falta de difusión sobre asuntos culturales en nuestra amada Nación”. Ojalá que los académicos del INAH reviren el rumbo de su protesta o se verán en la frustración de quien jugó mal y perdió. Claro, recolectar firmas es un buen comienzo.

    Responder

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>