noviembre 20, 2013

De cómo el país se quedó sin tortilla

Jorge Liber Saltijeral Giles
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Hace más de 6000 años los antiguos habitantes mesoamericanos observaron una planta llamada teozintle y tras un largo proceso de domesticación que incluía la selección y cruza de diversas especies de teozintle lograron dar origen a las más de 59[1] razas de maíz con las que cuenta el país.

Esa planta, llena de misticismo y significado, es el principal alimento de los mexicanos y representa el 53% de la ingesta calórica y el 39% de la proteica[2], lo comemos en múltiples presentaciones pero sin duda la tortilla es considerada la base de la SUPERVIVENCIA del mexicano  a tal grado que 82% de las familias incluyen a la tortilla es su dieta diaria y el consumo per capita de tortilla es de 154.4 gr en zonas urbanas y en rurales es de 217.9 gr [3]

Debido a la importancia que tiene el maíz para los mexicanos, es necesario prestar atención especial al cultivo de transgénicos, ya que atenta directamente contra el pueblo mexicano y su cultura.

Un transgénico u organismo genéticamente modificado (OGM) es aquel ser vivo que con ayuda de la ingeniería genética se le insertan  paquetes de ADN totalmente ajenos, estos genes puede provenir de bacterias, virus, animales, etc.  En el caso del Maíz transgénico las empresas agrícolas transnacionales (Monsanto, Dupont, Syngenta, Bayer, Dow, Basf)  insertan  material genético de una bacteria (Bacillus thuringiensis) que sintetiza una sustancia insecticida que evita que la planta sea atacada por plagas, además insertan una enzima de una bacteria (Agrobacterium tumefaciens) que hace a la planta tolerante a un herbicida que por cierto ellos mismos producen (glifosato).

Los defensores de los transgénicos se han dedicado a  pregonar las supuesta ventajas de los OGM, entre ellas están  el incremento productivo y el ahorro de trabajo para el campesino ya que no tiene que deshierbar. Estas ´´ventajas´´ constituyen parte medular de una red gigantesca de mentiras solapadas por los gobiernos, medios de comunicación, científicos e instituciones educativas.

Existen estudios científicos serios que demuestran lo contrario. Para empezar, la carencia de alimentos no tiene que ver con la cantidad de alimentos sino con la forma de distribuirlos, ya que, como lo señala Altieri, en 1999 se produjo suficiente cantidad de granos en el mundo para alimentar a una población de 8000 millones de personas cuando la humanidad todavía no alcanza este número  de habitantes[4].

El rendimiento de los cultivos  transgénicos  no es mayor como lo demuestra Heinemann[5], el uso constante de herbicidas produce super-hierbas resistentes al mismo, los daños y afectaciones a la salud por el uso de agrotóxicos y el consumo de alimentos transgénicos  han sido muy bien estudiados por autores como Henneberger [6] o Seralini[7] respectivamente; además, uno de los riesgos de mayor preocupación estriba en  la contaminación eminente de las 59 variedades de maíz criollo, esto se agrava más si tomamos en cuenta que México es el centro de origen y diversificación del maíz, esto significa que los maíces originarios quedarían contaminados con transgenes y esto implicaría la perdida de especies de maíces nativos, además de que las empresas dueñas de esos transgenes estarían jurídicamente capacitados para demandar a los campesinos que por accidente tengan estos genes en sus cultivos.

Los argumentos arriba mencionados representan solo algunas de las razones por las que la introducción de maíz transgénico en México constituiría un enorme riesgo con consecuencias irreparables.

Si permitimos que el gobierno apruebe la introducción de maíz transgénico en México más vale que nos vayamos olvidando de los tacos, gorditas, tamales, elotes, esquites, enchiladas, pozol, tejuino, tortillas y los vayamos cambiando por pedazos de plastilina insípida y envenenada.

Estudiante de Biología de la UAM-Xochimilco

jorgeliber@hotmail.com

 


[1] Sánchez G.J.J. 2011. Diversidad del Maíz y el Teocintle. Informe preparado para el proyecto:

“Recopilación, generación, actualización y análisis de información acerca de la diversidad genética de maíces y sus parientes silvestres en México”. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad. Manuscrito.

 

[2] Turrent F. A., Serratos H.J.A,  Espinosa C,A., Alvarez-Buylla R.E. El maíz transgénico en México en 15 píldoras. Unión de científicos comprometidos con la sociedad.

[3] CONEVAL, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social ,2012. Construcción de las líneas de bienestar.Disponible en http://www.coneval.gob.mx/Medicion/Paginas/Lineas-de-bienestar-y-canasta-basica.aspx

[4] Altieri M. 2001 Biotecnologia agrícola . Mitos,riesgosamboentales y alternativas , CIED / PED-CLADES / FOOD FIRST, Oakland, California.

[5] Jack A. Heinemann , Melanie Massaro , Dorien S. Coray , Sarah Zanon Agapito-Tenfen &

Jiajun Dale Wen , International Journal of Agricultural Sustainability (2013): Sustainability and innovation

in staple crop production in the US Midwest, International Journal of Agricultural Sustainability,

 

[6] Henneberger PK., Liang X., London SJ., et al. Exacerbation of symptoms in agricultural pesticide applicators with asthma Int.Arch.Occup.Health14.

[7] Sèralini, G-E., Clair, E., Mesnage, R., Gress, S., Defarge, N., Malatesta, M. Hennequin, D. & de Vendômois, J.S. (2012). Long term toxicity of a roundup herbicide and a roundup-tolerant genetically modified maize. Food and Chemical Toxicology.

11 comentarios a “De cómo el país se quedó sin tortilla”


  1. Edgar

    Los transgénicos también tienen efectos sobre la biodiversidad de las zonas en donde son introducidos, hay estudios del Dr. Lincoln Brower que demuestra que el maíz genéticamente modificado que se ha estado utilizando es Estados Unidos tiene efecto directo sobre las poblaciones de mariposa monarca, esto debido a que el polen del BT CORN se deposita sobre las plantas del género Asclepia de las cuales se alimentan las orugas de las mariposas, las orugas mueren al ingerir estos granos de polen.

    Responder

    • RUBEN SLAZAE

      HOY SE DISMINUCIÓN DE MARIPOSAS MONARCAS EN SU ÁREA DE REPORDUCCIÓN EN MÉXICO, POSIBLE CAUSA DE DISMINUCIÓN DE LA ESPECIE.

      Responder

  2. Mario Navarrete

    Muy complacido por el esfuerzo de publicar los productos de su estudio e investigación que son interesantes para el público en general. Felicidades por ello y sigan con ese entusiasmo que de poco en poco podemos aligerar al ancestral ignorancia de nuestro pueblo. Saludos

    Responder

  3. Mario

    Pa encganchar al lector yo hubiera comenzado con:

    Si permitimos que el gobierno apruebe la introducción de maíz transgénico en México más vale que nos vayamos olvidando de los tacos, gorditas, tamales, elotes, esquites, enchiladas, pozol, tejuino, tortillas y los vayamos cambiando por pedazos de plastilina insípida y envenenada.

    pero muy bien!!!

    Responder

  4. Gustavo Ruiz Lang

    Liber, felicdades por tu artículo. Yo sigo mucho este tema, y leo simpre a Silvia Ribeiro en La Jornada.
    ademas le pido a is launso qeu lean sobre ese tema y otros d e corte ambiental.
    Saludos !!

    Responder

    • Juan Millán

      Muy interesante artículo , da mucha perspectiva a las personas que no estamos enteradas del tema , me gustaría saber más de estos temas, sigan publicando cosas ambientales .

      Responder

  5. Gracia

    hasta en la Patagonia Argentina también comemos maíz, fresco (choclo), traído de las provincias más norteñas, y en harina (polenta), calentita, con sabrosa salsa de tomate y queso, para el frío !!! mmmm!!! qué rico !!!! no lo permitamos, americanos, fuera monsanto y todos los transgénicos !!!!!!

    Responder

  6. raul sanchez

    Me parece que el problema no son los transgénicos, sino, como el articulo señala respecto a otro problema, su distribución. Creo que es necesario crear un fondo público socializado para la investigación de transgénicos y quitarlo de las manos privadas, sobre todo porque esta tecnología, bien utilizada, podría representar una mejora en la calidad de vida de los pequeños agricultores así como una de tantas alternativas para combatir el hambre en el mundo. Dejo aquí el siguiente articulo con excelentes propuestas al especto:

    http://www.eparquiodelgado.com/index.php/ecologismo-y-transgenicos-una-propuesta-desde-la-izquierda/

    Responder

  7. Adrian Rodriguez Hidalgo

    Masiosare ataca de nuevo, amenazando la pureza de nuestra “esencia nacional”, no se que preocuparme mas de este articulo, si el nacionalismo-ecológico-políticamente-correcto- trasnochado que transpira en cada línea o el hecho de que el autor sea estudiante de… ¡biología!

    Responder

    • Luis A

      Y sobre todo cómo rebate el argumento de las ventajas de los transgénicos al decir que es una red de mentiras y casi una conspiración de universidades, gobierno, científicos, etc. En suma, ni siquiera considera importante decir por qué están mal.

      Responder

  8. Javier Hernandez

    Busco los materiales bibliográficos de los “estudios científicos que señalan lo contrario” y nomás no los encontré, lo que es un vicio en la redacción de los universitarios: afirmar sin aportar testimonial alguno, regular trabajo de tarea escolar, malo para ser publicado sin atravesar un consejo editorial

    Responder

Responde al comentario Juan Millán

Clic para cancelar respuesta.

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>