octubre 30, 2013

Apuntes (para inexpertos) sobre futbol: ¿por qué México tiene medio boleto para el mundial?

Pablo Berthely Araiza
Brasil-2014

 

No sé si la selección mexicana va a ser uno de los 32 equipos en participar en la Copa Mundial de Futbol del próximo año que se celebrará en Brasil.

Lo que sí sé es que desde que la aritmética puso en entredicho la asistencia del seleccionado nacional, no hay mexicano (ajeno o no al futbol) que no se haya enterado de la fatal/banal noticia: la selección mexicana quedó en el cuarto lugar de la eliminatoria de su zona y tendrá que jugar dos partidos contra Nueva Zelanda para conseguir el medio boleto que le falta para ir a Brasil 2014.

El mecanismo de distribución de los lugares para clasificar a una copa mundial de futbol es un tema complejo que ha estado sujeto a recurrentes críticas en el periodismo deportivo.

En el caso concreto de nuestro país el principal cuestionamiento versa sobre la pertinencia de que la Concacaf tenga 3 boletos y medio para el mundial, siendo una de las confederaciones con peor nivel en este deporte.

Para analizar esta idea es necesario tener en cuenta las siguientes cuestiones:

La Fédération Internationale de Football Association (FIFA) es el nombre de la organización encargada de regular el futbol profesional a nivel mundial. Se fundó en 1904 en París y es por eso que su nombre oficial es en lengua francesa, a pesar de que la idea original surgió en Inglaterra, al igual que el propio futbol.

La FIFA está compuesta por 209 asociaciones o federaciones de futbol de diversos países a lo largo y ancho del mundo. Al día de hoy tiene 16 afiliados más que la ONU.

Existen 6 Confederaciones que agrupan asociaciones nacionales de futbol, organizadas por zonas territoriales y dependientes de la FIFA: la AFC en Asia, la CAF en África, la Concacaf en Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, la Conmebol en Sudamérica, la UEFA en Europa y la OFC en Oceanía.

En más de 100 años de existencia, la FIFA ha tenido 8 Presidentes. Algunos de ellos son nombres inmortalizados en el léxico futbolero, como es el caso del francés Jules Rimet, quien presidio la institución por más de 30 años.

Cabe mencionar que casi todos los Presidentes que ha tenido la FIFA han sido europeos, pues la excepción es el carioca João Havelange, penúltima persona en ocupar el cargo.

No era para menos, imagine usted, menuda contradicción: tener un organismo regulador de futbol y que nunca haya sido dirigido por algún brasileño.

Lo anterior es solo una muestra de la visión eurocentrista que la FIFA ha tenido históricamente y que en los últimos años ha sido un tema muy importante en la agenda de la institución.

La democratización mundial de la FIFA, si se me permite usar el término, es una de las apuestas que se han hecho para el siglo XXI. Ejemplo de ello han sido la pluralidad de regiones en las sedes de los últimos mundiales: Corea-Japón (2002), Alemania (2006), Sudáfrica (2010) y en lo sucesivo Brasil (2014), Rusia (2018) y Qatar (2022).

Otro tema que actualmente se discute es la posibilidad de incrementar el número de equipos participantes en el torneo de 32 a 40, a partir del mundial en Rusia.

Esta propuesta tiene el firme objetivo de incorporar más países de Asia y África, sin tener que excluir países de Europa y Sudamérica.

 

Confederación Número de   boletos para el mundial de futbol Número de   países registrados en la FIFA.
Asia

4 y ½

46

África

5

54

Norteamérica, Centroamérica y el Caribe

3 y ½

35

Sudamérica

4 y ½

10

Europa

13

53

Oceanía

½

11

   

Como se puede apreciar en la tabla anterior, actualmente se reparten 31 boletos que junto con el país sede conforman el total de participantes.

De primera impresión parece una distribución completamente injusta, pues mientras un equipo sudamericano tiene prácticamente el 50% de probabilidades de viajar al mundial, un equipo africano sólo tiene el 10%.

Esto se debe única y exclusivamente a que la FIFA tiene como prioridad ofrecer un espectáculo de buen nivel para poder tener mayores beneficios económicos, y los equipos que tienen el potencial de coadyuvar para alcanzar ese objetivo se encuentran en el hemisferio sur del continente americano y en el continente europeo.

A pesar de que se han puesto en marcha algunos esfuerzos para llevar a cabo la “democratización mundial de la FIFA”, el interés financiero es un freno de mano permanente en cualquier intento de avance.

 

Confederación Número de campeonatos en mundiales de futbol. Número de subcampeonatos en mundiales  de futbol. Número de terceros lugares en mundiales de futbol.
Asia

0

0

0

África

0

0

0

Norteamérica, Centroamérica y el Caribe

0

0

1

Sudamérica

9

4

2

Europa

10

15

16

Oceanía

0

0

0

 

Con base en la tabla anterior no cabe duda que las potencias futbolísticas están en aquellas regiones en donde la FIFA otorga más pases de acceso para las copas mundiales.

Los países más ganadores son Brasil, con 5 campeonatos, 2 subcampeonatos y 2 terceros lugares. Alemania con 3 campeonatos, 4 subcampeonatos y 4 terceros lugares e Italia con 4 campeonatos, 2 subcampeonatos y 1 tercer lugar.

Es destacable decir que a pesar de que Turquía (país ubicado en Asía y Europa) obtuvo el tercer lugar en el mundial de 2002, este logro se le computa a la confederación UEFA (Europa) porque es en la que participa.

Asimismo, el solitario tercer lugar con el que cuenta Concacaf se debe a que Estados Unidos obtuvo la medalla de bronce en el primer mundial de futbol: Uruguay 1930.

A pesar de que por aquellos años el organigrama de la FIFA era completamente diferente, para fines prácticos registré ese logro en el esquema presente.

La situación actual en los niveles deportivos de las diversas potencias futbolísticas no varía mucho del análisis histórico, como se puede observar en la siguiente tabla que refleja el último ranking de la FIFA.

 

# País
1 España
2 Alemania
3 Argentina
4 Colombia
5 Bélgica
6 Uruguay
7 Suiza
8 Holanda
8 Italia
10 Inglaterra
11 Brasil
12 Chile
13 EE.UU.
14 Portugal
24 México
31 Costa Rica
34 Honduras
79 Nueva Zelanda

 

En la ronda conocida como “repechaje”, es decir los partidos en los que se enfrentan aquellos equipos que cuentan con medio boleto, la selección mexicana tiene la suerte de jugar contra el equipo peor clasificado, dentro de este grupo de países, en el ranking de la FIFA, pues la organización del torneo establece que el repechaje que juega Concacaf (México) es contra la OFC (Nueva Zelanda).

No es necesario decir que el nivel de calidad deportiva de los países que conforman la Concacaf es precario, así ha sido históricamente, sin embargo la FIFA tiene mucho interés en que dicha zona territorial conserve 3 boletos asegurados y la mitad de otro que se juega la asistencia contra el mejor equipo de Oceanía (en donde por cierto no está registrado Australia pues éste equipo participa en las eliminatorias de Asia) por una sencilla razón: asegurar la permanencia de EE. UU. y México en los mundiales, pero sobre todo, asegurar la derrama económica que estas dos naciones dejan al participar en un mundial de futbol.

No resulta increíble saber que México es uno de los 5 países más importantes para el mundo del futbol en términos económicos. Pero está lejos, muy lejos de ser uno de los 5 más importantes en términos deportivos.

En nuestro país el futbol es el deporte verde y no precisamente por el color de la playera de la selección.

Muchos piensan que si nuestro país queda eliminado de Brasil 2014, habrá cambios profundos en la Federación Mexicana de Futbol y en las bondades que tiene la FIFA con la Concacaf. Yo creo lo contrario, creo que los candados de protección aumentarían para que México y su dinero no corran ningún riesgo. Al grado que posiblemente la Concacaf tenga 4 boletos directos (de 40 lugares) para el mundial de Rusia 2018. Esta idea amparada bajo la falsa bandera de la “democratización mundial de la FIFA”.

Por desgracia los hombres de traje gris que tanto daño le han hecho al futbol nacional, tienen en el partido México vs Nueva Zelanda una oportunidad de ganar-ganar frente a ellos y así es difícil que las cosas mejoren.

El motivo que me llevó a escribir las presentes líneas es una profunda afición arrastrada desde la infancia, un interés que comparto con 6 de cada 10 mexicanos. Sin embargo me parece necesario recordar la siempre oportuna frase del clásico: “el futbol es la cosa más importante de las cosas menos importantes”.

 

Pablo Berthely Araiza es estudiante de Derecho en la UNAM. @PBerthely

Comenta esta entrada

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>